Facpyme y la Diputación de Alicante acuerdan invertir en la digitalización del comercio como herramienta para competir ante las nuevas demandas del consumo.

  • Carlos Baño agradece “la implicación del presidente Mazón y su equipo, que ha apostado por la modernización del comercio sabiendo que es una inversión de futuro que aporta un retorno a la economía alicantina”

 

La Federación Alicantina de Comercio de la Pequeña y Mediana Empresa (Facpyme) y la Diputación de Alicante han acordado impulsar la digitalización plena del sector con el fin de facilitar al comercio de la provincia herramientas para adaptarse a las nuevas demandas de consumo.

El presidente de Facpyme, Carlos Baño, ha explicado que el comercio “está atravesando una situación muy complicada y necesitamos todos los instrumentos para salir de la crisis sentar las bases para estar en condiciones de competir con garantías en el futuro”.

El comercio electrónico es un desafío al comercio tradicional, pero la pandemia ha transformado los hábitos de consumo y debemos adaptarnos a ellos y hacer de este reto una oportunidad”, ha continuado. “Sin perder todo aquello que nos ha dado prestigio, como es la calidad, el trato, la cercanía, el arraigo, tenemos que ver en él también una herramienta para mejorar nuestra competitividad”.

Carlos Baño ha subrayado que en estos momentos “es fundamental la ayuda de las administraciones y, en este sentido, agradecemos la sensibilidad y la implicación de la Diputación y su presidente, Carlos Mazón, que ha apostado por la modernización del comercio sabiendo que es una inversión de futuro que aporta un retorno a la economía alicantina”.

De hecho, Baño ha puntualizado que esta colaboración no se articulará como un convenio al uso con ayudas a fondo perdido, sino como una inversión por parte de la Diputación a través de un plan diseñado por Facpyme que genere asimismo nuevas posibilidades de inversión y recursos que repercutan en beneficio de la propia sociedad.

En este punto, ha recordado que la institución provincial ya aprobó una serie de reducciones en los impuestos que gestiona “que han aportado oxígeno a muchos empresarios y autónomos que sin esas ayudas veían seriamente dañada la viabilidad de sus negocios y empresas”.

Carlos Baño se ha pronunciado en estos términos tras la reunión de la Junta Directiva de Facpyme con el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, y el diputado de Desarrollo Económico y Sectores Productivos, Sebastián Cañadas, a quienes han presentado los proyectos de la federación para apoyar al comercio y afrontar con garantías los retos a los que se enfrenta el sector.

En el transcurso del encuentro, Carlos Mazón ha reconocido el trabajo que está desarrollando Facpyme y sus aportaciones para tratar de revertir la actual situación económica y ha reafirmado su compromiso para trabajar junto a la federación en la remodelación del comercio y la pequeña y mediana empresa.