Facpyme lamenta el nuevo retraso en la reforma del modelo de financiación y reclama al Gobierno celeridad y concreción

El presidente de la Federación Alicantina de Comercio de la Pequeña y Mediana Empresa (Facpyme), Carlos Baño, ha lamentado el nuevo retraso en la reforma del modelo de financiación autonómica y ha reclamado al Gobierno de España “celeridad en la elaboración del nuevo marco y concreción en los plazos. Necesitamos una fecha y que no se demore más”.

Carlos Baño ha señalado que la elaboración de un modelo de financiación que corrija la discriminación que sufre la Comunidad Valenciana “es una necesidad de justicia social. Estamos hablando de tener las mismas oportunidades que el resto de territorios, ni más ni menos, porque estamos hablando de más y mejores servicios para la ciudadanía, en materia de sanidad, de educación, en el ámbito social, y de crear las condiciones para crecer y ser más competitivos y eso al final redunda en un beneficio para la sociedad”.

El presidente de Facpyme ha asegurado que desde el sector del comercio de la provincia de Alicante “nos sumamos a la reivindicación del Presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, de un marco de ingresos justo para nuestra tierra. Compartimos esa misma preocupación y la voluntad para reclamar una solución inaplazable que permita acabar con la infrafinanciación que sufrimos”.

 “Es una cuestión de justicia social. Estamos hablando de tener las mismas oportunidades que el resto de territorios”

Carlos Baño ha subrayado que en la provincia de Alicante y en el conjunto de la Comunidad Valenciana “existe un amplio consenso entre la sociedad civil, las fuerzas políticas y las instituciones acerca de la necesidad urgente de cambiar el modelo. Los estudios elaborados por expertos inciden en los desequilibrios del sistema actual y en que perjudica de manera especial a los valencianos. El propio presidente del Gobierno se comprometió a ello en su investidura, pero ese momento sigue sin llegar, y necesitamos que nuestros gobernantes pasen de los titulares a los hechos”.

“Estamos en un momento muy delicado, con una crisis que puede ser más profunda si no reaccionamos a tiempo. Es evidente que hacen falta medidas inmediatas, pero no habrá una recuperación real y sólida si no se adoptan medidas estructurales y la primera debe ser la revisión del sistema de financiación”, ha añadido.

“Existe un agravio histórico que nadie cuestiona, que ha generado un nivel de endeudamiento que en las circunstancias actuales cobra una especial dimensión, porque disponer de recursos suficientes para financiar los servicios que demandan los ciudadanos es una cuestión de justicia que ahora, además, se convierte en una cuestión de necesidad. No podemos permitir que se siga castigando a la Comunidad Valenciana”, ha finalizado.