CEV y Facpyme exigen al Gobierno que destine todos los recursos para acelerar la vacunación porque sólo normalizar la movilidad garantiza la recuperación social y económica.

  • El presidente de la CEV, Salvador Navarro, y Carlos Baño presiden la Junta Directiva de Facpyme que aprueba por unanimidad el traslado de su sede a las instalaciones de CEV Alicante.

El presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro, y el presidente de la Federación Alicantina de Comercio de la Pequeña y Mediana Empresa (Facpyme), Carlos Baño, han exigido al Gobierno de España que destine todos los recursos disponibles para acelerar el ritmo de vacunación “porque es el factor determinante para normalizar la movilidad, fundamental para una recuperación social y económica sólida y con garantías”.

Ambos han recalcado que estamos “en un estado de emergencia, en una situación excepcional, y ante ella sólo caben medidas excepcionales”. “Por ello –han continuado-hay que movilizar todos los recursos del Estado y aprovechar al máximo la colaboración público-privada para agilizar la vacunación. Vacunar en farmacias, clínicas privadas, mutuas, empresas, activar al ejército, vacunar en festivos. Plantearse la adquisición de otras vacunas. Lo que sea, porque cada día que pasa más empresas cierran, más personas van al paro y se dañan de muerte sectores clave para esta provincia y para la Comunidad como el turismo, la hostelería o el comercio. No podemos permitirnos perder el verano”.

Salvador Navarro ha presidido la reunión de la nueva Junta Directiva de Facpyme, encabezada por Carlos Baño, en la que se ha aprobado por unanimidad la propuesta del presidente de la CEV para que la patronal del comercio alicantino traslade su sede a las instalaciones de CEV Alicante, donde se ha celebrado esta primera reunión.

Baño ha agradecido el gesto del presidente de la CEV hacia el sector del comercio y ha hecho suyo el llamamiento a la unidad que ha realizado Navarro, “absolutamente necesaria siempre, pero más aún en una situación tan dramática como ésta, si queremos dejar atrás cuanto antes esta crisis social y económica”.

El presidente de Facpyme ha subrayado que es un paso que “simboliza la necesaria unidad de acción de todo el tejido empresarial de la provincia de Alicante y de la Comunidad Valenciana para articular medidas, ser escuchados y ser decisivos en el diseño de las políticas que deben aplicar las administraciones para salir de la crisis”.

Este cambio –ha añadido Baño- nos va a permitir, además, compartir medios técnicos y sinergias con otras asociaciones que ya desarrollan su actividad en estas instalaciones, como es el caso de Jovempa, AEPA, ASOVAL, Asesores Fiscales o el Instituto de Comunicación Humanista”.

Durante la reunión, se ha abordado la propuesta de Facpyme de solicitar a las administraciones la exoneración de impuestos que graven la actividad cuando esta no se pueda ejercer, la bonificación de impuestos municipales para dar un respiro a los comercios y asegurar su viabilidad, así como ayudas directas “imprescindibles e inmediatas”. Iniciativas que han sido respaldadas por el presidente de la CEV.

Tanto Carlos Baño como Salvador Navarro han coincidido en que los empresarios, comercios, los autónomos “no podemos esperar más. Estamos al límite en muchos casos y necesitamos toda la ayuda por parte de las Administraciones. Somos quienes creamos empleo y actividad económica. Si ese pilar se quiebra, el estado del bienestar se tambalea”.

Finalmente, Salvador Navarro ha puesto de relieve el “compromiso de empresarios y autónomos del sector del comercio durante los momentos más complicados de la pandemia, siempre trabajando en primera línea, dando servicio a los ciudadanos arriesgando muchas veces su propia salud y su patrimonio, porque no decirlo, para subir la persiana cada día y evitando que se produjeran situaciones de desabastecimiento”.